Jueves 26 de septiembre de 2013

ANTE UNA NUEVA JORNADA DE LUCHA

Carta de una obrera de FelFort

El domingo a la noche me encontraba en casa, llorando por penas personales, y escribí en facebook que me estaba secando las lágrimas. Un amigo, un compañerazo, posteó en mi biografía un video, señalándome que leyera la letra de la canción que sonaba al final. Comencé a mirarlo, era un video de Pan y Rosas. La pena personal pasó a segundo plano. Todo se volvió lila,violeta en la pantalla, y comencé a imaginarme a mí misma y a mis propias compañeras de la fábrica, con gorritos como los de Fasinpat, Zanon, me vi con una bandera de Felfort al pie de la lucha, todas sosteniendo banderas, con los petitorios que venimos sumando desde hace años.

El domingo a la noche me encontraba en casa, llorando por penas personales, y escribí en facebook que me estaba secando las lágrimas. Un amigo, un compañerazo, posteó en mi biografía un video, señalándome que leyera la letra de la canción que sonaba al final. Comencé a mirarlo, era un video de Pan y Rosas. La pena personal pasó a segundo plano. Todo se volvió lila,violeta en la pantalla, y comencé a imaginarme a mí misma y a mis propias compañeras de la fábrica, con gorritos como los de Fasinpat, Zanon, me vi con una bandera de Felfort al pie de la lucha, todas sosteniendo banderas, con los petitorios que venimos sumando desde hace años.

En el video me encontré con gente que conozco, a algunas más, a otras menos, y a las mujeres que no conocía, igual sentí que algo me hermanaba con ellas. Ves delantales blancos y a quienes visten esos delantales, hablando de dolores en las manos, de artrosis, de bajas temperaturas en las cámaras de frío, y siento que somos todas pescaderas, obreras de alimentación, chocolateras, metalúrgicas, textiles, cajeras, repositoras, etc. Que son las columnas de todas las que duelen, las manos de todas las que se atrofian, los huesos de todas los que sufren el frío, y la cabeza de todas, las que se estresan y terminan produciendo crisis psicológicas por malos tratos y exigencias tremendas en los distintos ámbitos laborales.¿Cómo no reconocernos? Seguí mirando, vi a las chicas hablando a favor del aborto legal, algo tan natural y entendible, tan humano, y lloré. Yo que aún no tengo hijos lloré, porque es, creo, muy sacrificado traer un hijo al mundo y todas tenemos derecho a elegir cuándo y en qué condiciones traerlo.

El video de Pan Y Rosas era del año 2006, encuentro de mujeres en Mar del Plata, seguramente visto ya por todas las compañeras y algunas también han estado presentes. Pero para mí es absolutamente nuevo todo esto. Conocía a Pan y Rosas pero nunca le di importancia, así que es lo mismo que no conocerlas. Ahora, con muchas de las chicas he compartido mates, charlas, marchas, y momentos de alegría. Verlas en la pantalla llevando las banderas de la lucha de la mujer por sus derechos, es un orgullo para mí. Sigo soñando con ver a mis compañeras de trabajo marchando, como alguna vez muchas de las compañeras lo soñaron conmigo. Vi imágenes de las trabajadoras de principio de siglo en Rusia, pidiendo por sus derechos, pidiendo el pan… “queremos el pan pero también queremos las rosas”

Queremos nosotras también el arte, la belleza, la música, la literatura, el obrero quiere ver el mundo, quiere disfrutar del fruto de su trabajo, quiere tener proyectos, sueños, y quién, a ver, quién es el que puede osar a sacárnoslos?¡ A ver! Qué vengan, que los vamos a estar esperando con una sonrisa, con la paz de quien hace las cosas bien, de quien se gana el pan honradamente. ¡No nos va a alcanzar la leña, compañeros! “Nuestras vidas no serán explotadas desde el nacimiento hasta la muerte” Otra cosa tiene que haber, una sonrisa, un amor, la vida entrando como un rayo de sol por las ventanas de las fábricas. PAN Y ROSAS PARA TODOS LOS OBREROS DEL MUNDO

Agradezco a Javi este regalo en el facebook, me dio un motivo real para llorar, y una esperanza.

Viernes 27 de Setiembre, marcha de Pan y Rosas por la legalización del aborto, desde el Congreso a Plaza de Mayo