Miércoles 1ro de octubre de 2014

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES - LOMAS DE ZAMORA

La Policía “Local” de Insaurralde nace atacando a las mujeres trabajadoras

“Muchachos porque no juntamos dos pesos para la flaca, total mucho más no debe cobrar” vociferó un aspirante a la Policía “Local” de Lomas de Zamora contra una empleada precarizada del Hospital Alende que se negó a atenderlo por estar cumpliendo con una medida de fuerza en reclamo por el pago de sus horas extras. La expresión amenazante, provocativa y misógina fue “festejada” y acompañada por otros aspirantes a la nueva policía impulsada por Insaurralde y Scioli que se encontraban en el lugar.

“Muchachos porque no juntamos dos pesos para la flaca, total mucho más no debe cobrar” vociferó un aspirante a la Policía “Local” de Lomas de Zamora contra una empleada precarizada del Hospital Alende que se negó a atenderlo por estar cumpliendo con una medida de fuerza en reclamo por el pago de sus horas extras. La expresión amenazante, provocativa y misógina fue “festejada” y acompañada por otros aspirantes a la nueva policía impulsada por Insaurralde y Scioli que se encontraban en el lugar.

Esta compañera violentada por el grupo de futuros policías junto al resto de las trabajadoras del Laboratorio estábamos realizando una retención de tareas para poder cobrar las horas extras que nos vemos obligadas a realizar para abultar un poco nuestro mísero salario que apenas supera los 3 mil pesos a cambio de dejar nuestras vidas en el hospital. Por este motivo habíamos decidido, entre otras medidas, no atender a estos aspirantes que concurren al hospital para realizarse los análisis pre-ocupacionales. Mientras el municipio de Lomas de Zamora está gastando millones para montar la nueva Policía “Local” trata de ajustarnos a los-as trabajadores-as municipales. Luego de dos días que nos mantuvimos firmes en nuestro reclamo, en el que fuimos acompañadas por compañeras de otros servicios del hospital con los que realizamos una asamblea y conseguimos el pago de las horas extras.

La provocación de este aspirante que “se puso la gorra” antes de ingresar (o mejor dicho tiene la gorra puesta desde antes de ser policía) no solo generó una bronca profunda entre l@s trabajador@s del Hospital sino que pinta de cuerpo entero que esta nueva policía Local, al igual que la ya conocida Bonaerense, son parte de la misma fuerza represiva, corrupta y profundamente misóginas, sobre todo si se trata de mujeres trabajadoras y pobres, las mismas que lamentablemente son las principales víctimas de la violencia femicida. Donde no casualidad es común encontrar a un miembro de las fuerzas de seguridad como culpable.

Precisamente, para organizarnos y luchar contra toda violencia hacia las mujeres como también para pelear por nuestros derechos como mujeres trabajadoras, desde la Junta Interna de Ate del Hospital Alende impulsamos la participación en el XXIX Encuentro Nacional de Mujeres a realizarse en Salta del 11 al 13 de octubre.