Martes 10 de febrero de 2015

GRAN JORNADA DE PAN Y ROSAS “LAS MUJERES: EL OTRO AYOTZINAPA”

La lucha contra el feminicidio y la precarización laboral

El 7 de febrero realizó una jornada de discusión y organización la agrupación de mujeres Pan y Rosas. La jornada contó con la participación de decenas de estudiantes y trabajadoras que discutieron sobre la coyuntura nacional y la situación de las mujeres en el país.

Mediante redes sociales e invitaciones en escuelas y centros de trabajo, el pasado sábado 7 de febrero se dieron cita decenas de mujeres estudiantes y trabajadoras en el local partidario del Movimiento de los Trabajadores Socialistas.

La jornada con el título “Las mujeres: el otro Ayotzinapa” tuvo como ejes de discusión: la situación nacional, el movimiento en solidaridad con Ayotzinapa y la necesidad de construir una alternativa de izquierda; así como el desarrollo del fenómeno del feminicidio y la precarización femenina.

Entre las asistentes acudieron integrantes de la Asamblea Intergremial de Enfermeras, Trabajadoras Sociales, Terapeutas y Rehabilitadores Físicos (AIGETT), quienes hablaron sobre la lucha de las trabajadoras y trabajadores del sector salud, contra la reforma a la salud y por la profesionalización de la licenciatura en enfermería. A las jornadas también asistieron estudiantes de diferentes escuelas y trabajadoras precarizadas, quienes expresaron su preocupación por el aumento del feminicidio y la violencia contra las mujeres.

Las integrantes de la agrupación de mujeres Pan y Rosas explicaron que, los fenómenos del feminicidio y la precarización laboral tienen sus raíces en el sistema económico y el régimen político actual. Explicaron cómo, después de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la aprobación de las reformas estructurales, la subordinación de México al imperialismo estadounidense dio un gran salto, que tuvo sus efectos más nocivos y devastadores contra las mujeres de clases pobres y trabajadoras. Y que mientras este sistema siga en pie los derechos conquistados de las mujeres se vuelven papel mojado frente a la barbarie capitalista; así que su lucha es en clave socialista.

Frente al movimiento de Ayotzinapa plantearon que es necesario reforzar el llamado a un Encuentro Nacional de Lucha e integrar la lucha contra el feminicidio, la trata de mujeres y la precarización femenina. Encuentro que incorpore a todos los sectores en lucha y descontentos contra este régimen podrido para salir unitariamente a preparar paros escalonados que permitan preparar la huelga general política hasta que caiga este régimen asesino.

Rumbo al 8 de marzo “Día Internacional de la Mujer” veían necesario trazar una ruta de actividades que remontaran hacia esta fecha de forma combativa. Respecto al caso de Angélica trabajadora de Liverpool asesinada, propusieron seguir haciendo denuncia para que no quede impune y se tomaron propuestas al respecto. Invitaron a las compañeras a hacerse parte de los comités de Pan y Rosas y luchar contra estos flagelos en perspectiva de derribar este sistema de opresión y miseria.

Acuerdos de la jornada rumbo a un 8 de marzo combativo, clasista y en las calles:

- Impulsar una campaña contra el feminicidio y la precarización femenina en escuelas y centros de trabajo; invitar a sumarse a más compañeras a los comités de Pan y Rosas.

- Rumbo al 8 de marzo participar y organizar una acción unitaria para ese día, se acordó llamar a activistas, colectivos, organizaciones a preparar una jornada de lucha para esta fecha.

- 14 de febrero a las 14:00 hrs: clausura simbólica de la tienda de Liverpool en Perisur, en donde el pasado 15 de noviembre fue asesinada la trabajadora Angélica Trinidad Romero Severiano. La empresa Liverpool alteró la escena del crimen, desapareció evidencias y contrató a un médico para expedir un certificado de defunción por paro cardiaco. Sin embargo, los directivos acusados de encubrir el feminicidio, hoy en día enfrentan cargos en libertad.

- 28 de febrero: 2da jornada de discusión y organización de Pan y Rosas rumbo al 8 de marzo, contra la precarización laboral y la lucha de las enfermeras.