Miércoles 26 de noviembre de 2014

25/11 :: MÉXICO

La voz de las mariposas resuena hasta Ayotzinapa

El 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas las hermanas Mirabal, por órdenes del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. A su memoria, se decretó este día. En México a raíz de la masacre de Ayotzinapa y la denuncia “Fue el Estado”, el legado de las hermanas Mirabal está más vigente que nunca.

Este 25N llega en el marco de un creciente descontento nacional e internacional por el asesinato y desaparición de normalistas en Guerrero. Una marea humana viene tomando las calles de México para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas y el castigo a los responsables de la masacre de Iguala. Dichos acontecimientos dejan al descubierto la degeneración de esta “democracia” para ricos. Estos hechos han abierto una fuerte crisis política en el país, que se conjuga con el aumento del cuestionamiento a las instituciones del régimen, y la denuncia de ¡Fue el Estado! Y la exigencia de ¡Fuera Peña Nieto!

Las mujeres también somos Ayotzinapa

Las Jornadas de Acción Global por Ayotzinapa han sido nutridas por cientos de miles de mujeres que exigen el alto al femninicidio y la impunidad, muchas de ellas con hijas desaparecidas o asesinadas. La rabia de las mujeres recorre el país ante los espeluznantes hallazgos de fosas clandestinas, que hacen notar la misoginia y lo inhumano de las instituciones encargadas de la “seguridad”, quienes declaran que “hay cosas graves que atender” desentendiéndose del feminicidio, y que han minimizado el hecho de que los restos encontrados en las fosas clandestinas son restos de mujeres cuyos casos siguen impunes.

A la masacre de Iguala se suman múltiples agravios contra las mujeres: la represión y tortura sexual, el asesinato y desaparición de miles de niñas y mujeres, las redes de trata y prostitución, etc. Desde hace años la violencia contra las mujeres ha aumentado de manera alarmante: 6 mujeres son asesinadas a diario. Por su parte, la UNIFEM informa que entre 1985 y 2009 fueron asesinadas al menos 34 mil mujeres en México. Según el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), entre 2012 y 2013 se cometieron aproximadamente 2 mil 299 casos de feminicidio en todo el país.

El aumento de la violencia no se explica sin la degradación de las condiciones de vida: el aumento de la pobreza, el desempleo y la precarización son situaciones que cada vez orillan más a las mujeres hacia la migración, la miseria y violencia.
De acuerdo con el INEGI 3 de cada 10 migrantes que salen de México rumbo a Estados Unidos son mujeres. En 2011 se registraron 767 decesos de migrantes de los cuales 62% (476) eran mujeres, del total de muertes de migrantes 60% se debió a actos violentos como robo, violaciones, abandono de traficantes en el desierto, e incluso asesinatos del crimen organizado.

La violencia y precarización tiene rostro de mujer

Según datos del Instituto Nacional de Ciencias Penales, 80% de las mexicanas han sufrido violencia laboral, familiar o institucional. Dicha situación se profundizó con la implementación de las reformas estructurales, aprobadas por los partidos del Congreso y por mandato del imperialismo estadounidense. Tan sólo en 2009, el Ministerio Público recibió 14.829 denuncias de violación de todo el país, una cifra alarmante pues la mayoría de las mujeres no denuncia.

En México la precarización y desocupación laboral tienen rostro de mujer: 70% de la mano de obra del sector textil es femeninay se concentra también en el sector de calzado y juguete, ramas que desde 2012 según expertos fueron gravemente afectados por la pérdida de fuentes de empleo. Los despidos perjudican sobre todo a las jóvenes, quienes registran tasas de desocupación a la alza. El desempleo en mujeres de 14 a 19 años de edad pasó de 7.35% en 2007 a 10.23% en 2011.
De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina 27.1% de los hogares mexicanos están encabezados por mujeres. Su condición laboral es sumamente difícil al percibir sólo entre el 68.7 y 70.6% de los ingresos que ganan los hombres por realizar la misma actividad y con el mismo nivel de estudios.

Las mujeres de pie: ¡Fuera Peña Nieto!

El movimiento democrático a nivel nacional cuestiona este régimen y cada vez más al unísono se escucha: ¡Fuera Peña Nieto! Alejandra Toriz de la agrupación de mujeres Pan y Rosas México planteó que “ninguna respuesta favorable vendrá de este régimen podrido, de sus partidos e instituciones. Son ellos los que han permitido y tolerado el desarrollo del cáncer social llamado feminicidio y también los que están buscando por todos los medios, desarticular y desactivar el descontento social. Por eso es muy importante que las mujeres incorporemos a este gran movimiento, la demanda contra el feminicidio, la desaparición y redes de trata de mujeres. Hoy más que nunca está planteado la necesidad de un gran movimiento de mujeres en las calles que levante esta bandera”.

Además Pan y Rosas junto a trabajadoras y estudiantes vienen planteando la necesidad de preparar junto a la clase trabajadora la Huelga General Política hasta que caiga Peña Nieto y todo el régimen asesino. Asimismo, consideran que sobre esa base se tiene que imponer un Gobierno Provisional de las organizaciones obreras, campesinas y populares que convoque a una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.

Una asamblea sin injerencia de los partidos y las instituciones de este régimen misógino y asesino, basada en la movilización, en donde se discutan libre y ampliamente las demandas de las grandes mayorías de este país y cómo resolverlas, incluyendo por ejemplo cómo parar el feminicidio y las redes de trata; la alianza reaccionaria entre la Iglesia y el Estado, que por ejemplo imponga el derecho al aborto libre, seguro y gratuito en todo el país. Que debata como revertir la precarización y las dobles o triples jornadas de explotación que recaen sobre las mujeres.

Este 25N hacen un llamado a salir a las calles para luchar contra este régimen asesino y represor, contra el feminicidio y por la libertad de todxs lxs presxs políticxs.
Tags: Mariposas Mirabal, #AyotzinapaSomosTodos, presxs políticxs 20N, México