Jueves 17 de julio de 2014

GRECIA: TRABAJADORAS DE LA LIMPIEZA LUCHANDO POR SUS DERECHOS

Las 500 de Grecia

Ellas son las 500 de Grecia, resistiendo con coraje. Parece el título de un relato épico, pero es la vida real. Desde hace 11 meses 595 trabajadoras de la limpieza del Ministerio de Finanzas están luchando. Las limpiadoras griegas han lanzado una campaña internacional pidiendo solidaridad y apoyo a su lucha. Son parte de la resistencia de las y los trabajadores griegos contra las consecuencias de la crisis capitalista.

Ellas son las 500 de Grecia, resistiendo con coraje. Parece el título de un relato épico, pero es la vida real. Desde hace 11 meses 595 trabajadoras de la limpieza del Ministerio de Finanzas están luchando. Las limpiadoras griegas han lanzado una campaña internacional pidiendo solidaridad y apoyo a su lucha. Son parte de la resistencia de las y los trabajadores griegos contra las consecuencias de la crisis capitalista.

El ministerio de finanzas griego fue escenario de reuniones con la Troika y lugar de lanzamiento de los planes de austeridad. Allí, sin ser vistas, siempre estuvieron ellas, las trabajadoras de la limpieza.

Como dicen en su manifiesto: “Somos todas mujeres –la discriminación de género es obvia- y la mayoría de nosotras tenemos más de 50 años, estando muy cerca del retiro o la pensión, que nunca alcanzaremos. Muchas de nosotras tenemos hogares mono parentales, que se sostienen con nuestro salario.” Muchas de ellas son inmigrantes, escapando de situaciones más precarias en sus países de origen.

En septiembre de 2013 el gobierno les impuso una reducción salarial del 75%, dejándolas en un régimen de “disponibilidad”, hasta su despido definitivo 8 meses después. Pero ellas se negaron a ser tratadas como basura y resistieron. Desde entonces se manifiestan en las puertas del ministerio de Finanzas, formando un “escudo humano” para bloquearlo. Han sido reprimidas por la policía, pero siguen luchando. No quieren ser parte del 62% de mujeres desempleadas en Grecia.

Como plantea Sonia Mitralias[i]: “El objetivo era privatizar el trabajo de las limpiadoras como regalo a las empresas privadas de limpieza. Estas sociedades mafiosas conocidas por ser las campeonas del fraude fiscal, recontratan personal con salarios de 200 euros al mes (2 euros por hora), seguro privado, sin derechos laborales…, lo que equivale a condiciones de semiesclavitud. Estas mujeres despedidas y sacrificadas en el altar de la antropofagia de la Troika, (…) después de más de veinte años de trabajo y desprovistas de toda posibilidad de encontrar trabajo, decidieron no aceptar esta reconversión. ¡Tomaron sus vidas en sus propias manos!

En marzo de este año, y nuevamente en junio, fueron reprimidas por la policía en las puertas del ministerio. Diariamente reciben el acoso de los grandes medios de comunicación, las asociaciones empresarias y el gobierno. Dicen ellas: “Hemos venido dando una lucha titánica, que ha sido respondida por el gobierno griego con violencia y represión.

Las trabajadoras de la limpieza griegas ya han enfrentado persecuciones y ataques directos en los últimos años. En diciembre de 2008 fue atacada con ácido una dirigente sindical de las trabajadoras de limpieza, Konstantina Kouneva[ii], cuando volvía a su casa. Esta mujer, inmigrante de Bulgaria, representaba una amenaza para las empresas de limpieza privada que buscan mantener condiciones laborales de esclavitud.

Recientemente un juzgado ordenó que se anulara el decreto ministerial y se reincorporara a las trabajadoras. El gobierno apeló la decisión a la corte suprema y se negó a restituirles el trabajo.

La lucha sigue y se han convertido en una referencia para las los trabajadores griegos. Ellas se reconocen como parte de los trabajadores en lucha, al mismo tiempo que se son conscientes de ocupar el escalón más bajo. En su manifiesto anuncian: “Seguimos luchando y no vamos a ceder hasta que se reconozcan nuestros derechos y los de los pueblos de Europa, luchamos para derrotar las políticas que nos empobrecen, ¡juntos podemos!

Con su lucha ejemplar han cosechado el apoyo de amplios sectores. Son las 500 de Grecia.

El trabajo invisible de las limpiadoras

La periodista francesa Florence Aubenas en su libro “El muelle de Oustrehan” (Anagrama, 2011) da cuenta de la invisibilidad social de las trabajadoras de la limpieza. La autora se hizo pasar por una mujer adulta en busca de trabajo en una localidad francesa y solo pudo conseguir un empleo precario como limpiadora. Cuenta que en las oficinas de adiestramiento para el trabajo se adoctrina para que se “hagan invisibles”: aceptar las arbitrariedades de los jefes, acostumbrase a no ser saludadas ni recibir respuesta a su saludo, no molestar al resto de los trabajadores mientras realizan su tarea. Como si no existieran. Como si todo apareciera limpio y ordenado cada día por arte de magia.

Según otro estudio[iii], la invisibilidad del trabajo de la limpieza está relacionado con la feminización del trabajo, que se considera como una extensión “natural” de las tareas domésticas realizadas por las mujeres. Por este motivo se lo considera un trabajo poco o nada calificado. Y respecto a las actividades de la empresa, como si fuera un trabajo “auxiliar” de poca importancia, que sólo se “ve” cuando falta. En todos los países es un trabajo muy precario, mal pago, y con horarios muy flexibles (para no “molestar” el funcionamiento normal de la empresa).

En los países del sur de Europa, como Grecia o el Estado español, las trabajadoras de la limpieza han cobrado “visibilidad” y protagonismo, luchando contra los planes de austeridad y recortes a sus derechos.

En el Estado español hemos conocido personalmente y acompañado la lucha de las trabajadoras de limpieza de hospitales de Zaragoza, las trabajadoras de limpieza de la Universidad Complutense, y las trabajadoras de la limpieza del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Todas ellas son, como las 500 de Grecia, mujeres valerosas que luchan por sus derechos, por los derechos de todxs.

[i]11 meses de lucha dura contra el gobierno y la Troika, Sonia Mitralias, Viento Sur, julio 2014

[ii] Kouneva acaba de ser elegida europarlamentaria por la coalición Syriza en las elecciones del 25 de mayo.

[iii] TRABAJADORES INVISIBLES, Calidad del empleo en el sector de limpieza de edificios y locales en España; Albert Recio (Centre d’Estudis Sociológics sobre la Vida Quotidiana i el Treball, Universitat Autónoma de Barcelona)y Alejandro Godino (Centre d’Estudis Sociológics sobre la Vida Quotidiana i el Treball,Universitat Autónoma de Barcelona