Jueves 27 de mayo de 2010

CATEDRA KARL MARX EN CORDOBA

Las mujeres y el Bicentenario

Más de 70 compañeros y compañeras nos dimos cita en la Facultad de Psicología, para comenzar debatiendo, en el marco de una nueva edición de la “Cátedra Marx”, la situación de las mujeres a 200 años de la supuesta “independencia nacional”.

1 / 2

Más de 70 compañeros y compañeras nos dimos cita en la Facultad de Psicología, para comenzar debatiendo, en el marco de una nueva edición de la “Cátedra Marx”, la situación de las mujeres a 200 años de la supuesta “independencia nacional”. Abordamos en esta jornada, tres momentos de la historia argentina:1810, declaración de la independencia por parte de los sectores dominantes del “naciente” país, momento en el cual la intervención de las mujeres es casi igual al silencio; 1910 año del festejo del Centenario en el marco de una importante conflictividad del movimiento obrero que comenzaba a forjarse y del cual las mujeres tendrán una activa particiación como en la huelga de los inquilinos de 1904 o aún antes, en la primera huelga protagonizada por las mujeres, trabajadoras domésticas en 1888; y la actualidad, 2010, año del Bicentenario, con Cristina Fernandez de Kirchner, pagando, en la “gesta patriótica” de su hora, al FMI, mientras mantiene a las trabajadoras de la alimentación como en Arcor o a las docentes, como se observa en Neuquén, con salarios de miseria.

Dirigente del PTS y militante de Pan y Rosas, Laura Vilches, docente de la UNC, se concentró en el análisis de estos tres periodos, que permiten pensar cuánto ha cambiado la situación de las mujeres en estos dos siglos, más allá de la retórica del gobierno K, el de una mujer, por otra parte, que intenta hacernos creer que es éste el siglo de las mujeres mientras condena al 53% de la población del país, a las peores condiciones laborales porque el 54% de las mujeres trabaja aún hoy en negro; porque hoy las mujeres siguen trabajando más de 10 hs diarias, porque la mayoría de las mujeres siguen “trabajando” y produciendo riqueza con las tareas “domésticas” que son trabajo no reconocido socialmente y no remunerado, porque las mujeres, tal como preocupaba a las feministas que llevaron adelante el Primer Congreso Femenino Internacional, en 1910, las mujeres siguen cobrando menos por el mismo trabajo, etc.

En esta charla, entonces, consideramos cuánto, más allá de haber conquistado con la lucha algunos derechos formales como el sufragio femenino, la ley de divorcio, etc, ha variado la situación de las mujeres trabajadoras y pobres, aún con una presidenta mujer. Para no extendernos aquí, pronto publicaremos una síntesis más profunda de la discusión profunda abordada en este encuentro de la Cátedra Libre Karl Marx.


En el archivo pdf adjunto se puede leer la exposición completa