Miércoles 6 de noviembre de 2013

ESTE 9 DE NOVIEMBRE

Vení a la marcha del Orgullo con Pan y Rosas y el Frente de Izquierda

Se acerca una nueva Marcha del Orgullo LGTTBI. Como todos los años, miles de personas nos movilizamos tiñendo el centro porteño con los colores del arco iris. Pero mientras cada vez son más las empresas que lucran con nuestra sexualidad, acaparando el recorrido con camiones “festivos” de bares y boliches, en el Congreso un grupo reducido de agrupaciones que integra la comisión organizadora prepara un acto subordinado al gobierno nacional, que intenta tapar lo que viene desde abajo…

Se acerca una nueva Marcha del Orgullo LGTTBI. Como todos los años, miles de personas nos movilizamos tiñendo el centro porteño con los colores del arco iris. Pero mientras cada vez son más las empresas que lucran con nuestra sexualidad, acaparando el recorrido con camiones “festivos” de bares y boliches, en el Congreso un grupo reducido de agrupaciones que integra la comisión organizadora prepara un acto subordinado al gobierno nacional, que intenta tapar lo que viene desde abajo…

En estos últimos años conquistamos la Ley de Identidad de Género y la Ley de Matrimonio Igualitario: dos avances fundamentales para el movimiento LGTTBI. 2 conquistas que, a pesar de ser producto de la militancia de años de organizaciones LGTTBI, y no de la voluntad de un gobierno, implicaron que gran parte de la comunidad y sus organizaciones, apoyara al gobierno nacional y se subordinara a su agenda.
Pero las leyes no hicieron desaparecer la discriminación. En los barrios persiste el acoso y la represión por parte de las policías y la gendarmería. Solo algunos de los casos de violencia homolesbotransfóbica salen a la luz, y aún así no han sido pocos en el último año: el joven atacado mientras le decían “con Papa argentino no hay putos argentinos”; la golpiza a la activista trans Diana Sacayán, quien no solo fue agredida salvajemente por “civiles” sino también por la Gendarmería Nacional; las razzias en bares de la Ciudad de Buenos Aires... Muchxs trans y travestis se siguen viendo obligadxs a prostituirse para sobrevivir, ya que la discriminación laboral sigue estando a la orden del día por parte de las patronales. Las intervenciones quirúrgicas que supuestamente garantiza la Ley de Identidad de Género no fueron incluidas en el Plan Médico Obligatorio, la canasta de servicios básicos que debe ofrecer cualquier obra social, así como tampoco se pueden realizar los tratamientos correspondientes en los hospitales públicos. Por eso para nosotrxs la igualdad ante la ley no es la igualdad ante la vida.
El kirchnerismo, que se adjudicó las banderas LGTBI y de Derechos Humanos, hoy en día militariza los barrios criminalizando a la juventud, sostiene las leyes de flexibilización laboral, se niega a legalizar el aborto, no implementa ni la Ley de Identidad de Género en la salud, subsidia a la Iglesia que impide la implementación de la ley de educación sexual en las escuelas, y se da la mano con el Papa “Francisco”. Es a este gobierno al cual apoyan las organizaciones convocantes a la marcha, la CHA y la FALGBT.
Tanto el gobierno como la oposición patronal (Massa, Macri, UNEN con Carrió y Pino, Binner, etc.), demostrando todos y cada uno de ellos su fiel alianza junto a la Iglesia, saludando la asunción de Bergoglio, quien hoy en día intenta darle un aire progresista a la Iglesia, mientras que hace tres años llamaba a una “guerra de Dios” contra el matrimonio igualitario en Argentina. Es la Iglesia oscurantista, que recibe millones de pesos del Estado para sostener su aparato de propaganda, gracias a decretos de la dictadura que hoy siguen vigentes, la principal fuente de homolesbotransfobia en nuestro país.

¿Y la universidad?

A pesar de la retórica de las agrupaciones kirchneristas acerca de los supuestos avances en el acceso popular a la educación superior y del tinte progresista que intentan darse en facultades como Sociales, la universidad pública sigue lejos de estar al servicio de los trabajadores y los sectores oprimidxs como lxs LGTB. Incluso es un ámbito de difícil acceso para las personas trans, de hecho, la mayoría no termina el secundario. Son expulsadxs hacia la precarización laboral y a la prostitución, y nuestra facultad sigue sin ser para todxs. De hecho, tanto la diversidad sexual como la opresión y violencia de género parecen ser temas tabú, incluso en Sociales. Por eso, desde Pan y Rosas y En Clave ROJA impulsamos una campaña por cátedras con contenido de género en todas las carreras, que contribuyan a cuestionar el patriarcado y la heteronormatividad impuestos por la ideología dominante, contando con el apoyo de cientos de estudiantes.

Al mismo tiempo, como parte de nuestra pelea para que los Centros de Estudiantes se conviertan en herramientas políticas al servicio de impulsar la lucha junto a los trabajadores y los sectores oprimidos como las mujeres y lxs LGTB, propusimos que el CECSo convoque a la XXII Marcha del Orgullo LGTTBI con independencia del gobierno y demás sectores patronales, moción que fue votada en la asamblea del 21 de octubre.

¡Vamos con el Frente de Izquierda en todo el país!
Esta marcha, además de estar atravesada por el retroceso del gobierno y el triunfo de opositores por derecha, está marcada por el enorme avance del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que obtuvo 1.200.000 votos, conquistando 3 bancas en diputados y demostrando ser la única alternativa de izquierda a nivel nacional. El único frente que apoya en su conjunto no sólo la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género, sino también el aborto legal, seguro y gratuito, y la separación de la Iglesia del Estado.

Desde la En Clave ROJA (PTS + independientes) y Pan y Rosas, ante la persecución de la policía y gendarmería, la criminalización de la juventud, la discriminación laboral y la homolesbotransfobia, llamamos a marchar con el Frente de Izquierda y los Trabajadores, con independencia política tanto del gobierno, como de la oposición patronal. Para desarrollar la lucha por nuestros derechos, por la libertad sexual y contra el patriarcado, junto con el movimiento obrero, el de mujeres, inmigrantes y los demás sectores oprimidos. Estas banderas son las que levantamos con orgullo todos los días, y no sólo una vez al año.

- Aborto legal, seguro y gratuito YA
- ¡Separación de la Iglesia del Estado, basta de subsidiar al clero!
- Más policía y gendarmería = más represión a la juventud y las personas LGTTBI
- ¡No a la baja de la edad de imputabilidad, no a la militarización de los barrios!
- ¡Derogación de los códigos contravencionales!
- ¡Libertad a las Pussy Riot!
- ¡Basta de discriminación y precarización laboral a lxs LGTB, trabajo genuino para todxs!
- ¡Educación sexual integral, laica y de calidad, en todas las escuelas!
Concentramos el sábado 9, a las 17:00hs en Plaza de Mayo